Manic

El pequeño aplicador MANIC se usa para calmar dolores localizados, para tratamiento de próstata y hemorroides (sentándo sobre el), así como de órganos de las cavidades abdominal y torácica.

El pequeño aplicador MANIC, gracias a su tamaño, puede usarse para el tratamiento en pequeñas zonas de la cabeza, cuerpo y extremidades. La aplicación en el cuello suele mejorar la actividad de las tiroides; su aplicación en la cara puede reducir dolores dentales o la disminución o pérdida del sentido del oído. Además también es muy idóneo para calmar dolores en articulaciones y para tratamientos infantiles.

Dimensiones 170 x 210 mm.

 

Productos

PIEGO

FULMIO